lunes, 26 de marzo de 2012

Bollos suizos

Buenas a todos!!

Este finde me animé a hacer suizos, son unos bollos de mantequilla muy tiernos. En casa tuvieron bastante éxito, palabras textuales: "esto lo puedes hacer cada día".

Tuve algunos problemas con los tiempos de fermentación, ese día estaba muy ajetreado y creí que me había pasado de tiempo de fermentación, pero resultó que estaban perfectos. Lo que si que me falló fue el formado de los bollos, con la segunda fermentación alguno se desmoronó (veréis la foto mas abajo). Pero ya mejoraré la técnica con la siguiente hornada.

También os pondré como hacerlos sin masa madre.

Bollos suizos:



Ingredientes: 
  • 1 huevo 63gr aprox.
  • 100gr de leche
  • 100gr. de azúcar
  • 1/2 cucharadita de postre de sal
  •  1/2 cucharadita de postre de esencia de vainilla
  • 1 cucharadita de postre de agua de azahar
  • 100gr de mantequilla (tibia)
  • 3-4 g de levadura de panadero en polvo o 10g si es fresca
  • 200 g Masa madre (harina repostería)
  • 400 g de harina de fuerza
Para decorar:
  • 1 huevo batido para pintar
  • Azúcar humedecida con unas gotas de agua de azahar para espolvorear

Preparación:

En un bol batimos el huevo (yo usé un poco mas de huevo porque uno solo no me bastaba el peso, así el que me sobró lo usé para pintar después). Le añadimos la leche tibia, el azúcar, la sal, la esencia de vainilla y el agua de azahar. Mezclamos bien hasta que el azúcar se deshaga.
Luego le añadimos la mantequilla tibia (en pomada) y mezclamos bien.
A continuación seguimos con la masa madre y la levadura. Una vez tengamos una mezcla homogénea, añadimos la harina y empezamos a amasar.

La masa resultante es poco pegajosa, se maneja bastante bien. Amasamos bien hasta que la masa pase la prueba de la membrana (mirad el final del video de amasado francés para aprender a hacer la prueba).

Hacemos una bola con la masa y la metemos en un bol engrasado con mantequilla derretida. Cubrimos el bol con film y lo dejamos reposar hasta que triplique el volumen (creo que llegué a cuadruplicar).

Sacamos la masa del bol despegándola con cuidado de las paredes, usando algo flexible (espátula de silicona por ejemplo). Hacemos porciones de 75-100 g cortándolas con un cuchillo bien afilado o una espátula de panadero (no hay que desgarrar la masa).
Damos forma de bola intentando dar tensión superficial (mirad el video de boleado), los vamos colocando sobre papel de horno enharinado, los pintamos con huevo batido y hacemos un corte por encima de la bola con una cuchilla de afeitar o un cuchillo bien afilado.

Lo dejamos fermentar dentro del horno apagado hasta que doble el volumen.
Una vez haya doblado, los sacamos del horno y lo encendemos a la máxima temperatura sin turbo (ventilador). Mientras se calienta los volvemos a pintar de huevo y espolvoreamos el azúcar humedecido con agua de azahar sobre el corte.

Antes de entrar al horno, como veis hubo alguno que se desmoronó al fermentar
Cuando el horno esté bien caliente horneamos a altura media durante 5-8 minutos, hasta que se hayan dorado, hay que estar pendiente porque se queman rápido.



Y listos para disfrutar!


Para hacerlos sin masa madre:
Añadid 100 ml de agua junto con la leche, poned 7 g de levadura en polvo en vez de 3 (o 20 g si es fresca) y 100 g más de harina de fuerza.

domingo, 18 de marzo de 2012

Magdalenas con masa madre

Buenas a todos!!

Hoy he tenido que improvisar un poco para una merienda familiar, tenía preparada masa madre para hacer unos bollos suizos pero al final se me ha echado el tiempo encima y como no sabía si habrían fermentado a tiempo he decidido hacer otra cosa.

Y pensando, pensando que hacer con masa madre que fuese "rápido", me he acordado de una receta de un bizcocho que circula en cadena, te dan un botecito misterioso con unas instrucciones y al cabo de 10 días haces el bizcocho (Bizcocho del padre Pío); se supone que da buena suerte y compartes con mas gente los botecitos misteriosos.

Cuando lo leí me di cuenta de que eso al fin y al cabo no es más que una masa madre, y tampoco me hace mucha gracia una fermentación de 10 días a temperatura ambiente. Así que se me ha ocurrido hacer algo parecido pero como magdalenas y sin fermentaciones exageradas.

Y el resultado ha sido muy bueno! Han quedado unas magdalenas bastante altas, muy tiernas y esponjosas. Recomendado 100%

Si no tenéis masa madre o algún amigo que os pueda dar un poco para empezarla, aquí os dejo un video que explican muy bien como hacerla partiendo solo de harina integral y agua. Lo tenéis en los accesos directos de la columna derecha.


Magdalenas con masa madre:
 


Ingredientes:
  • 2 huevos
  • 200 ml de leche
  • 200 ml de aceite de girasol
  • 210 g de azúcar
  • 200 g de Masa Madre
  • 300 g de harina
  • 1 sobre de levadura química
  • 1 cucharada de postre de esencia de vainilla
  • 2 cucharadas de postre de agua de azahar
Preparación:

Hemos de tener la masa madre fresca y activa (mínimo 2 refrescos) (si esto no lo entendéis mirad el video de la masa madre)

Ponemos los huevos en un bol y los batimos junto con la esencia de vainilla y el agua de azahar, después agregamos los ingredientes de uno en uno hasta que esté bien mezclado cada uno antes de añadir el siguiente: leche, aceite, azúcar y masa madre. A continuación la harina junto con la levadura cernidas.

Ponemos el horno a calentar a 180º mientras preparamos y llenamos los moldes. Solo hay que llenarlos entre la mitad y 2/3 del molde (me salieron 21 magdalenas). Le podemos poner un pequeño montoncito de azúcar sobre la masa de cada molde antes de hornear.
Antes de meter al horno
Horneamos a altura media-baja durante 20 minutos aprox. hasta que estén con el color adecuado.

Y listas para comer! Buen provecho!


Para los moldes de magdalenas, usé papel de horno dentro de moldes de flan. Me gusta mas que los moldes típicos porque esos se suelen "abrir" y quedan las magdalenas aplanadas.


jueves, 15 de marzo de 2012

Tarta de zanahoria morada

Buenas a todos!!

Hoy al pasar por la sección de frutería de un supermercado he visto zanahoria morada, una variedad típica mallorquina poco conocida, y se me ha ocurrido hacer una tarta de zanahoria a ver como quedaba.

En la edad media se cultivaban zanahorias moradas, amarillas y blancas, pero en el siglo XVII los horticultores de los países bajos acabaron consiguiendo zanahorias naranjas a través de selección. Y esas son las precursoras de la mayoría de zanahorias que comemos habitualmente hoy en día.

He buscado una receta donde se viese bien el color de la zanahoria, ya que muchas tartas de este tipo se ven marrones cuando las cortas. Tenía curiosidad por ver si quedaba morada después de cocerse, y más o menos así ha sido. Pero es menos "bonito" de lo que me esperaba, queda demasiado oscuro.

Eso sí, tanto la zanahoria cruda como la tarta están muy buenas, probad este tipo de zanahoria si tenéis ocasión.


Tarta de zanahoria morada:



Ingredientes:
  • 400 g de zanahoria (en mi caso morada)
  • 3 huevos
  • 300 g  de azúcar
  • 1 vaso de aceite de girasol (200 ml o un poco menos)
  • 130 g de harina de repostería
  • 170 g de harina integral
  • 1 sobre de levadura química
  • 1 pizca de sal
  • 1 cucharada de postre rasa de canela en polvo
Preparación:

Primero pelamos y rayamos la zanahoria, si tenéis picadora en la batidora es mucho mas rápido y queda bien fina.

Ponemos a calentar el horno a 170º.

Por otra parte ponemos los huevos en un bol, los batimos y luego los mezclamos con el azúcar y la pizca de sal. Después agregamos el aceite y mezclamos, seguimos con las harinas, la levadura y la canela tamizada.

Cuando esté bien mezclado le añadimos la zanahoria rallada.

Añadiendo la zanahoria morada rallada

Con este color parece cemento!!
 Engrasamos un molde con mantequilla o aceite y lo enharinamos, quitando la harina sobrante (la que no se pegue al molde). Vertemos la masa y directo al horno a altura media-baja durante 50 minutos
 (cuando lleve 40 minutos prueba a clavarle un cuchillo en el centro y si sale limpio ya está)



Espero que os salga bueno, buen provecho!!

Mirad que curioso:
Los colores de la zanahoria

jueves, 8 de marzo de 2012

Pollo al curry

Buenas a todos!!

Hoy algo diferente, mi receta súper secreta de pollo al curry (ya no es tan secreta). Si no encontráis hierba limón (limoncillo, citronella) podéis prescindir de ella, pero le da un toque muy bueno y mejor fresca que deshidratada.

Mi receta tiene un toque dulce, es como mas me gusta el curry, pero si queréis podéis prescindir de la miel y usad yogur natural para hacerlo menos dulce.

Pollo al curry:



Ingredientes: (2 personas)
  • 1 pechuga de pollo
  • 1 yogur
  • 1 cebolla pequeña
  • 1 tomate pequeño
  • 1 manzana mediana
  • 1 vaso y medio de caldo (aprox. 300 ml, a ojo)
  • 3 cucharadas de postre de pasta de coco (o un chorrito de leche de coco) **
  • Curry en polvo
  • 1 cucharada de postre de hierba limón [citronella, limoncillo,...](esta vez deshidratada) **
  • 1 cucharada de postre de miel
  • Sal
  • Un chorrito de vino blanco
  • Aceite de oliva
Preparación:

Limpiamos la pechuga y la cortamos en trozos pequeños, le añadimos 2 cucharadas de postre de curry en polvo, sal, la pasta de coco y mezclamos bien. Luego le añadimos el yogur junto con la miel y la hierba limón, mezclamos y dejamos macerar.

A continuación cortamos la cebolla en juliana y la sofreímos en una olla con aceite de oliva, cuando esté dorada añadidle el chorrito de vino blanco y dejad que se reduzca.
Mientras se pocha la cebolla pelamos la manzana y el tomate, los hacemos trozos y lo trituramos en el vaso de la batidora junto con el caldo y la cebolla sofrita. Lo vertemos otra vez en la olla y lo ponemos a hervir suavemente unos 10 minutos.

Después le añadimos la mezcla de pollo y yogur y lo dejamos hervir a fuego medio-bajo hasta que el pollo esté hecho y la salsa tenga la consistencia que nos guste.
Lo probamos y si es necesario añadimos mas sal y/o polvo de curry.

Como más me gusta es acompañado con arroz hervido, especialmente arroz basmati.

Espero que os haya gustado y os salga bueno!

** A mi parecer la pasta de coco tiene mucho mas aroma que la leche de coco
** Si usáis hierba limón fresca, usad la parte blanca y cortadla pequeña. Yo suelo quitar la capa de fuera, como si fuese una cebolla.
 Si tenéis ganas de hacer la florecita roja, está hecha con la piel del tomate y un trozo de palillo para sujetarla con la forma

miércoles, 7 de marzo de 2012

Bizcocho con manzana invertido

Buenas a todos!!

No sabía muy bien como llamar a este bizcocho, sería parecido a una tarta tatín pero con bizcocho en vez de masa quebrada u hojaldre.
Es el segundo intento que hago, el primero lo hice igual que el bizcocho de piña invertido pero la manzana no deshizo el caramelo sólido. Así que esta vez lo hice con caramelo líquido casero y funcionó mucho mejor.
El bizcocho es el de yogur de siempre pero cambiándole el yogur por nata.

Bizcocho con manzana invertido:


Ingredientes:


Para la cobertura:
  • 130 g de azúcar moreno
  • 45 g de mantequilla
  • Zumo de 1/2 limón
  • Un chorrito de agua hirviendo
  • 3 manzanas
  • Canela en polvo
  • Nuez moscada
  • Guindas en almíbar
Para el bizcocho:
  • 1 vaso de vino (o medio normal) de nata
  • 1/2 vaso de vino de mantequilla derretida
  • 1/2 vaso de vino de aceite de girasol
  • 2 vasos de vino de azúcar
  • 3 vasos de vino de harina de repostería
  • 3 huevos
  • 1 cucharadita de postre de esencia de vainilla
  • 1/2 sobre de levadura química
Preparación

La cobertura:

Preparamos el molde engrasando los bordes (la parte de abajo no) y enharinándolos.

Ponemos en un cazo la mantequilla con el azúcar moreno y lo llevamos al fuego removiendo hasta que el azúcar se haya deshecho y ya no se vean granos y empiece a oscurecerse. Lo apartamos del fuego y le añadimos el zumo de limón y el chorrito de agua (aprox. 50 ml o lo que veas que le hace falta, al enfriarse se espesará un poco). Lo vertemos en el molde cubriendo toda la base.

Por otra parte pelamos las manzanas, les quitamos el corazón y las cortamos en láminas gorditas. Le añadimos canela al gusto y una pizca de nuez moscada. Mezclamos bien y las colocamos junto con las guindas sobre el caramelo, cubriendo bien toda la base. Intentad que no queden huecos para que no se escurra la masa del bizcocho por ahí.

El bizcocho:

Ponemos a calentar el horno a 150º

Primero separamos las claras de las yemas
En un bol mezclamos las yemas con la nata, mantequilla, aceite, esencia de vainilla y azúcar. A continuación añadimos la harina y la levadura cernidas (las pasamos por un colador fino).

Por otra parte llevamos las claras a punto de nieve con la batidora de varillas. Si los huevos estuviesen fríos puedes hacerlo en un cazo alto puesto sobre el fuego al mínimo y verás que bien se montan.

A continuación añades poco a poco las claras montadas al resto de la mezcla, removiendo suavemente con una cuchara o espátula con movimientos envolventes para evitar que se bajen las claras.

Vertemos esta masa en el molde sobre la manzana y lo metemos al horno hasta que clavándole un palillo en el centro salga limpio (aprox. 50 min).

Hay que desmoldarlo antes de que se enfríe para que se desmolde más fácilmente.


Le puse almendra laminada por encima pero la mayoría se quedó pegada al caramelo en el molde, por eso no la he incluido en la receta. Las nueces combinan muy bien por si queréis añadirle, lo que no tenía por casa esta vez.

Espero que os haya gustado y os salga bien!

viernes, 2 de marzo de 2012

Coca de patata

Buenas a todos!

Celebrando que aquí ayer era fiesta, el día de las Islas Baleares, me he animado a hacer algo típico de Mallorca; más concretamente de un pueblo que se llama Valldemossa.
La coca de patata es un bollo muy tierno que se suele comer con azúcar glass por encima, es típico comerlo acompañando un chocolate a la taza o un helado de almendra.

Saqué la receta del blog de María: Mamalá

Esta receta se la dedico a mi tía Fini, que me hizo llegar la levadura que usé. Muchas gracias!

Coca de patata:



Ingredientes:
  • 3 huevos
  • 100 g de manteca de cerdo
  • 200 g de azúcar
  • 200 g de patata hervida
  • 50 g de leche
  • 14 g  de levadura de pan en polvo (30 g si es fresca)
  • 500 g  de harina de fuerza
  • 1 taza de café de aceite
Preparación:


Hervimos la patata con piel hasta que esté bien cocida, luego la pelamos, separamos 200 g y los chafamos con un tenedor.

En un bol ponemos 3 huevos, la manteca, el azúcar, la patata hervida, la leche y la levadura seca y le damos con la batidora hasta que esté bien mezclado. Si usáis levadura fresca mejor disolvedla antes en la leche tibia (menos de 40º).

Una vez lo tengamos listo añadimos la harina y amasamos bien, es una masa un poco pegajosa, no perdáis tiempo intentando despegárosla de los dedos y seguid amasando durante 5 o 10 minutos.
Ahora si nos quitamos los restos de la mano e incorporamos el aceite, mezclamos un poco mas y veréis que se hace mas manejable la masa, no hay que amasar mucho con el aceite.

 Hacemos una bola y lo dejamos en un bol limpio engrasado con aceite tapado con film en un sitio tibio hasta que doble su volumen (1-2 horas).
Se me olvidó hacer otra foto cuando ya había doblado el volumen
**Ahora engrasamos con aceite un trocito de la encimera y volcamos la masa ayudándonos de algún utensilio flexible (yo uso una espátula de silicona). Con un cuchillo bien afilado o la espátula de panadero, cortamos porciones de 50-100 g según el tamaño del que queráis las cocas y les damos forma de bola con las manos aceitadas.
Las vamos colocando sobre un papel de horno enharinado y las dejamos reposar tapadas con film o dentro del horno apagado hasta que vuelvan a doblar en volumen.**
Son de 50-60 g, justo antes de meterlas al horno
Precalentamos el horno a 170º con ventilador y metemos las bandejas de una en una a una altura media-baja. Se hacen muy rápido (aprox. 8 min.), hay que estar atentos para que no se quemen.
Las mismas ya horneadas, se ve que crecen aún más en el horno
Las ponemos a enfriar sobre una rejilla, decoramos con azúcar glass por encima y listas para comer
Todas las que que me salieron haciéndolas de 50-60 g

Espero que os haya gustado y os salgan bien!

**Todo esto lo podéis hacer en el bol mismo, pero va mejor así para no desgarrar la masa cuando la cortamos. Hay que intentar que no se pierda gas cuando cortamos la masa, de ahí que no se tenga que desgarrar.
** Si veis que ha pasado una hora y siguen igual que al principio, metedlas en el horno apagado y poned un cazo con agua hirviendo en el "suelo" del horno. Así se caldeará un poco a la vez que con la humedad del vapor no se resecan y veréis como se acelera la cosa.
0