sábado, 29 de septiembre de 2012

Pan de Viena

Buenas a todos!!

Hacía mucho que no publicaba nada, pero como ya se ha acabado el verano vuelvo a tener mas tiempo libre, así que ya toca volver a poner las manos en la cocina.

Hacía demasiado tiempo que no preparaba pan y como una de mis hermanas me pidió la receta del pan de Viena, me he animado a probarlo. Es de la familia de los panes de leche, así que es muy tierno y con un puntito dulce.
He de decir que se hace bastante imprescindible mirar el video del amasado francés de los links de la columna de la derecha, ya que es una masa blandita y pegajosa, sobretodo hasta que se ha amasado bien y ha ganado consistencia.

Ya puestos me animé a probar con "mini bollicaos", hice algunos pequeñitos envolviendo trozos de chocolate. Quedaron muy buenos, pero hubiesen quedado aún mejor con chocolate con leche en vez de chocolate negro.

La receta es de Richard Bertinet, autor de famosos libros de pan, muy difundida por blogs varios.
He visto en el blog "horneandopanaleman" que usan esta misma masa para hacer buñuelos, lo único que hay que hacer es bolitas en vez de panes y freírlos en vez de hornearlos.

Pan de Viena:




Ingredientes:
  • 500 g de harina de fuerza (tuve que añadir un poquito más)
  • 250 g de leche (yo usé semidesnatada, la que había en casa)
  • 15 g de levadura fresca
  • 40 g de azúcar
  • 10 g de sal
  • 2 huevos (yo usé medianos)
  • 60 g de mantequilla en pomada (tibia y blandita pero no fundida)
  • Huevo batido para pintar el pan

 Preparación:

Calentamos la leche hasta que esté tibia, a temperatura corporal, no hay que notarla ni fría ni caliente.
Separamos un poco y disolvemos la sal en ese poco. En el resto disolvemos el azúcar y la levadura.
Batimos los huevos y los mezclamos con la leche azucarada e incorporamos la harina. A continuación añadimos la leche salada.

Mezclamos con una cuchara hasta que gane algo de consistencia y luego podemos seguir amasando sobre la encimera. Si vemos que aunque amasemos no mejora nada, podemos añadir harina de poco en poco, lo justo para que sea manejable, no más, a base de amasar mejorará.
Cuando veamos que empieza a ganar consistencia añadimos la mantequilla en pomada y seguimos amasando hasta que la masa pase la prueba de la membrana (en el video que he dicho antes sale como hacerla).

*Si tenéis amasadora, panificadora o termomix os podéis ahorrar esta tecnica de amasado, que lo haga la máquina por vosotros.

Hacemos una bola y lo dejamos reposar en un bol engrasado con mantequilla y tapado con film hasta que doble el volumen.

Antes de fermentar
Despues de fermentar

A continuación vertemos la masa en la encimera limpia y enharinada, despegándola con cuidado del bol para que no se desgarre la masa.

Hacemos porciones y, con la encimera ligeramente enharinada, les damos forma dando tensión superficial (boleado, tenéis un video de como hacerlo en la parte de la derecha). Los colocamos sobre papel de horno y pintamos con huevo batido. Se dejan reposar en un sitio sin corrientes hasta que mas o menos vuelvan a doblar el volumen (ponerlos bien separados porque aún crecerán mas al hornearse).
Antes de doblar otra vez el volumen, se me olvidó hacer fotos cuando ya estaban hinchaditos

Si queréis, podéis envolver algún trozo de chocolate con la masa del pan para hacer los "mini bollicaos". Se aplasta la masa con las manos para que quede más planita, se coloca el trozo de chocolate y se dobla primero por lo que serán los extremos y luego a lo largo. procurando que queden bien selladas las juntas.

Los minis con chocolate dentro, antes de doblar el volumen
 Calentamos el horno a 220º con una bandeja dentro.
Antes de meter el pan al horno, volvemos a pintar con huevo batido y le hacemos unos cortes con una cuchilla por donde queramos que se abra el pan (greñado).

Lo metemos al horno con el papel de hornear, sobre la bandeja bien caliente y a altura media.
El tiempo de cocción varía en función del tamaño del pan, yo no me complico mucho, cuando ya tiene el color adecuado lo saco.
Una vez fuera, hay que dejarlos enfriar sobre una rejilla.

Espero que os haya gustado y os salgan buenos!

Los que tenían chocolate dentro


martes, 31 de julio de 2012

Vasitos de melocotón y nectarina con nata

Buenas a todos!

Aprovechando que con este calor lo último que apetece es algo calentito, el otro día me animé a hacer algo fresquito para merendar con unos amigos. Y como ya basta de tanto chocolate me animé a hacer algo con fruta de temporada.
Y de un melocotón y una nectarina que empezaban a ponerse blanditos en la nevera, salió esta merienda la mar de buena.

Vasitos de melocotón y nectarina con nata:



Ingredientes:

Para el bizcocho:
  •  3 huevos
  • 1 yogur
  • 2 medidas (de yogur) de azúcar
  • 3 medidas de harina
  • 1/3 medida de mantequilla derretida
  • 1/3 de medida de aceite de girasol
  • 1/2 sobre de levadura química
  • 2 cucharadas de postre de esencia de vainilla 
Para la fruta en almíbar:
  • 1 nectarina
  • 1 melocotón
  • 2 cucharadas de postre de azúcar moreno
  • 2 cucharadas de postre de panela
  • 2 cucharadas de postre de miel
Para la "nata":
  • 400 ml de nata para montar (bien fría)
  • 7 u 8 cucharadas de postre de azúcar (al gusto)
  • 4 hojas de gelatina
  • Un poco de agua
  • 1 cucharada de postre de esencia de vainilla

Preparación:

Hacemos el bizcocho de la manera usual pero sin montar claras: mezclamos los huevos con el yogur, el azúcar, el aceite, la mantequilla, la esencia de vainilla, la harina y la levadura.
Encamisamos un molde (mantequilla + harina) y vertemos la suficiente mezcla para tener aprox 1 cm o un poco menos de masa. Con el resto de la masa sobrante podemos hacer magdalenas o llenar otro molde.
Horneamos con el horno precalentado a 150º hasta que pase la prueba del palillo (aprox 20 minutos o menos en mi horno).

Mientras se hornea el bizcocho, pelamos y cortamos la fruta a trocitos y la ponemos en un cazo junto al azúcar moreno, la panela y la miel, a fuego suave. Que hierva aprox. 10 minutos. Lo retiramos del fuego y dejamos enfriar.

Por otra parte ponemos en remojo con agua fría las hojas de gelatina durante 5 minutos. A continuación las colocamos en un vasito (aprox. 100 ml) y acabamos de llenar con agua. Calentamos la mezcla en el microondas (o en un cazo) lo justo para que se disuelva la gelatina y lo dejamos enfriar a temperatura ambiente

Cuando el bizcocho esté tibio, lo desmoldamos, lo cortamos un poco a ras para dejarlo plano y usamos un vasito como si fuese un cortador de galletas. El trozo cortado lo empujamos con cuidado hasta el fondo del vaso, le colocamos la fruta que habíamos preparado antes y un poco del almíbar que se ha formado con la fruta.

Cuando tengamos los vasitos listos sacamos la nata de la nevera, le añadimos el azúcar y la montamos con la batidora de varillas sin pasarnos o se quedará "mantequillosa". Añadimos la esencia de vainilla a la gelatina disuelta y luego la incorporamos a la nata poco a poco mezclando con una cuchara suavemente con movimientos envolventes.

Cuando la nata esté bien mezclada acabamos de llenar el vasito con ella. Metemos los vasitos en la nevera y los dejamos enfriar bien. Yo lo hice de un día para el siguiente.

Espero que os haya gustado y que no añoréis demasiado el chocolate jejeje

miércoles, 18 de julio de 2012

Bizcocho de lima semi-integral

Buenas a todos!!

Hoy he abierto la nevera y he visto que tenía muchos restos y como aquí no se tira nada, de los restos ha salido algo muy bueno.

Tenía unas claras de huevo pasteurizadas, una yema de huevo y nata para montar que me habían sobrado de la tarta anterior. También algunas limas que se empezaban a poner blanditas y un poco de masa madre que me sobraba de refrescarla.

También he usado por primera vez panela, es un tipo de azúcar de caña totalmente integral y sin refinar, con sus vitaminas y minerales (sobretodo calcio). Le dedico el bizcocho a Teresa, la que me trajo el perro que tengo de acogida, fue la que me la descubrió.

La textura del bizcocho es muy esponjosa y suave, este lo repetiré cada vez que me sobren claras.

Bizcocho de lima semi-integral:




Ingredientes: (vasito = 125 ml)
  • 1 vasito de nata para montar
  • 1 yema de huevo
  • 1 lima
  • 1/2 vasito de salvado de avena
  • 1 vasito de panela
  • 1 vasito de azúcar moreno integral
  • 3/4 de vasito de masa madre de harina de fuerza
  • 1/4 de vasito de cachaça
  • 1/2 vasito de aceite de girasol
  • 1 cucharadita de café rasa de bicarbonato
  • 1 vasito de harina integral
  • 1 vasito de harina de repostería
  • 1 vasito de maicena
  • 1/2 sobre de levadura química (Hacendado)
  • 4 claras de huevo (pasteurizadas)
 Preparación:

En un bol juntamos la nata con la yema de huevo y la ralladura de la piel de la lima (solo lo verde, sin lo blanco), mezclamos bien y luego añadimos el zumo de la lima. Veréis que al mezclarlo se espesa un poco.
Añadimos el salvado de avena, la panela y el azúcar moreno. Removemos bien hasta que la mayoría del azúcar se haya deshecho. A continuación agregamos la masa madre y una vez bien incorporada seguimos con la cachaça y el aceite de girasol.
Cuando estos ingredientes estén bien mezclados añadimos el bicarbonato, al mezclarse veréis que se corta un poco la mezcla y se espesa, todo va bien.

Tamizamos las harinas, maicena y levadura antes de agregarlas a la mezcla. Si queda el salvado de la harina integral en el tamiz/colador, cuando ya no quede harina, lo agregamos también a la mezcla.

Ponemos a calentar el horno a 150ºc

Por otro lado montamos las claras, al ser pasteurizadas no se me han montado del todo a pesar de haberlas calentado un poco. Cuando estén montadas las agregamos poco a poco removiendo con cariño y movimientos envolventes.

Encamisamos un molde (mantequilla y espolvoreado de harina) y vertemos la mezcla. Lo horneamos hasta que clavándole un palillo salga limpio. He usado un molde de rosco y me ha tardado 35 min.

Dejamos enfriar y a disfrutarlo.



Espero que os haya gustado!

miércoles, 4 de julio de 2012

Tarta de 3 chocolates diferente

Buenas a todos!!

Esta vez os traigo una tarta de 3 chocolates, pero no es la típica con cuajada. Como mis amigos me siguen pidiendo "chocolateeeeeee" pero no quiero hacer siempre lo mismo, la tarta "Sobredosis de chocolate" y "Sobredosis de chocolate v.2" han evolucionado hacia esta tarta.

En el bizcocho, he añadido un poco de maicena a la masa y he usado otra marca de levadura. El resultado ha sido mejor, ha crecido más y de manera uniforme, mientras seguía estando igual de bueno.
Con la levadura me he fijado que esta lleva bicarbonato en la mezcla (Royal), así que si la que usas no lo lleva puedes añadirle un poco (por ejemplo a la Hacendado).

La receta de la mousse de chocolate blanco que he usado es del blog de "La repostería de Miguel"

No os asustéis con lo que pone, es una broma que hace mucho uno del grupo (creo que la frase es de los Simpsons) XD


Tarta de 3 chocolates diferente:




Ingredientes:

Para el bizcocho:
  • 175 g de chocolate negro de cobertura
  • 150 g de mantequilla
  • 180 g de azúcar
  • 75 g de harina
  • 10 g de maicena
  • 4 huevos
  • 1/2 sobre de levadura química (Royal)
  • 1 cuch. de postre de extracto de vainilla
Para la crema de chocolate con leche:
  • 200 g de chocolate con leche
  • 350 ml de leche
  • 15 g de azúcar
  • 30 g de maicena
Para la mouse de chocolate blanco:
  • 225 g de chocolate blanco
  • 100 ml de leche
  • 300 ml de nata para montar (ha de estar fría)
  • 2 claras de huevo
  • 1 y 1/2 cuch. de postre de gelatina neutra en polvo
Para decorar:
  • Virutas de chocolate
  • Ganache de chocolate blanco (para que se peguen) [25ml nata + 25g chocolate blanco]
  • Ganache de chocolate negro (para las letras) [75ml nata + 75g chocolate negro]
       **Como hacer el ganache



Preparación:

Bizcocho:

Fundimos en el microondas el chocolate con la mantequilla a media potencia.

Por otro lado separamos las claras de las yemas. Reservamos las claras y batimos las yemas junto con el azúcar y el extracto de vainilla hasta que quede cremoso.

Ponemos a calentar el horno a 145°c.

Añadimos el chocolate con la mantequilla fundidos y mezclamos bien.
Luego añadimos a la mezcla la harina, la maicena y la levadura cernidas y seguimos mezclando.
Por otra parte montamos las claras a punto de nieve y las incorporamos a la mezcla con cariño y movimientos envolventes hasta que esté bien mezclado.

Preparamos el molde desmontable cubriendo la base con papel de horno y encamisándo el lateral (engrasar con mantequilla y enharinarlo) y vertemos la masa (usé un molde de 30 cm Ø)
Horneamos aprox. 25-30 minutos a altura media, clavad un palillo y si sale limpio ya está.

Dejad enfriar el bizcocho antes de manipularlo, es delicado en caliente.


Crema de chocolate con leche:

Mientras horneamos el bizcocho podemos hacer la crema.
Para ello ponemos en un cazo el chocolate, la leche y el azúcar. Calentamos suavemente hasta que el chocolate y el azúcar se hayan disuelto.

Preparamos la maicena en un vaso disolviéndola en un poquito de leche sin que queden grumos.
Seguimos calentando la leche con chocolate y cuando esté a punto de hervir le añadimos la maicena disuelta sin dejar de remover hasta que empiece a hervir.

Retiramos del fuego y lo reservamos cubierto con film bien pegado a la crema para que no haga "telita", lo usaremos a temperatura ambiente, no puede estar caliente por la mousse.


Mouse de chocolate blanco:

Ponemos la leche en un cazo (sin fuego) y le añadimos la gelatina en polvo, la dejamos 5 minutos hasta que se hidrate y luego lo ponemos a fuego lento. Cuando la gelatina se haya disuelto del todo, apartamos del fuego e incorporamos el chocolate. Mezclamos hasta que se haya deshecho todo y esté homogéneo. Lo dejamos enfriar hasta que esté a temperatura ambiente.

En un bol montamos la tarta y cuando la mezcla anterior esté fría la incorporamos con movimientos envolventes.

Por otra parte montamos las claras (lo intenté con claras pasteurizadas pero no hubo manera de montarlas bien ni calentándolas, así que acabé usando claras normales). Cuando estén bien montadas las agregamos a la mezcla con movimientos envolventes para que no pierdan aire.


Montaje de la tarta:

Quitamos el molde lateral al bizcocho, colocamos papel de horno en los laterales y se lo volvemos a poner.

Cubrimos bien con la capa de crema de chocolate con leche intentando que quede liso y no manchar mucho las paredes del molde, para que quede bien la capa blanca.
Sobre la crema vertemos la mousse alisándola con una espátula.
Lo metemos en la nevera para que se cuaje la mousse, mejor de un día para otro.

Para decorar hice una plantilla con un circulo de papel de horno, con un pincel de cocina pinté con ganache de chocolate blanco (frío) lo que quedaba fuera de la plantilla y lo cubrí con virutas de chocolate. Luego quité el papel de plantilla con cuidado.
Puse las letras con ganache de chocolate negro frío con ayuda de la manga pastelera.

Algunas virutillas se movieron con el transporte, pero recién decorado quedó bien delimitado.

Para desmoldarlo, despegué el papel de los laterales con un cuchillo mojado en agua caliente.


Espero que os haya gustado!

lunes, 2 de julio de 2012

Tarta de muffins de chocolate y baileys

Buenas a todos!

El pasado San Juan tuve el cumpleaños de mi amigo Rubén y aprovechando la fecha fuimos a celebrarlo en la víspera a la playa, como es tradición por aquí en la noche de San Juan.

Y como no, me tocó hacer la tarta. Pero ¿que podía hacer que fuese "manejable" en la arena sin hacer muchas virguerías a la hora de repartirlo para que no acabara rebozado? Así que todo me llevó hacia los muffins, busqué alguna idea en internet pero solo salían mufins puestos en estructuras de pisos y como no era lo que buscaba acabé ingeniando esto.

Tuve que hacer una base de cartón con tapa para poder transportarlos, me llevó trabajo pero valió la pena, no se estropeó ninguno en el trayecto (solo tocó uno un poco la tapa pero fue porque le pusieron peso encima durante la cena).

La receta de los mufins de chocolate es la de Dan Lepard, la he puesto separada y así queda independiente para consultarla.

 Tarta de muffins de chocolate y baileys:



Ingredientes:
Para la crema de baileys: (para el triple de la receta de muffins)
  • 200 ml de leche
  • 200 ml de baileys
  • 30 g de maicena (mejor un poco más, me quedó un poco líquida)
  • Azúcar al gusto (no lo medí)
Para el ganache de chocolate blanco:
  • 600 ml de nata para montar
  • 700 g de chocolate blanco
 
Preparación:

Con antelación empezamos a preparar el ganache colocando en un bol la nata y el chocolate a trocitos. Lo calentamos al microondas a media potencia y vamos removiendo cada minuto hasta que esté homogéneo. Lo dejamos enfriar y lo metemos en la nevera, tiene que estar bien frío cuando lo vayamos a usar.

Deshacemos la maicena en un poquito del baileys mientras ponemos a calentar la leche. Cuando esté a punto de hervir añadimos la mezcla de maicena y baileys sin dejar de remover hasta que haya espesado del todo. Retiramos del fuego y añadimos el resto del baileys mezclando hasta que esté homogéneo. Si os quedan grumos podéis darle con la batidora.
Le colocamos un film plástico pegado a la superficie para que no haga "telita" y lo dejamos enfriar.

Con los muffins fríos de nevera para que estén más consistentes, les hacemos un agujero en medio sin llegar al fondo. Usé un descorazonador de manzanas pero también podéis usar un cuchillo recortando un "cono". Rellenamos el hueco con crema a temperatura ambiente o tibia y lo tapamos con trocitos y migas de lo que habíamos recortado.
Lo metemos en la nevera mientras preparamos el ganache de chocolate blanco.

Con ayuda de la batidora con las varillas, montamos en ganache con cuidado de no pasarnos para que no quede "mantequilloso". Llenamos una manga pastelera con él y decoramos los mufins a nuestro gusto.

También hice un poco de ganache de chocolate negro para decorar, en este caso no lo monté para usarlo.

Los metemos en la nevera y los sacamos una hora antes de comerlos para que no estén fríos.

Esta es del día siguiente, como me quedó la crema un poco líquida la absorbieron los muffins

Espero que os haya gustado!

Muffins de chocolate de Dan Lepard

Buenas a todos!!

El mes pasado no moví mucho el blog por estar bastante liado, pero ahora que ya tengo más tiempo toca resarcirme. Y que mejor que con unos buenos muffins de chocolate de Dan Lepard.

 Con ellos hice esta Tarta de muffins de chocolate y baileys

Están muy buenos pero no se pueden hacer muy grandes, no porque no queden bien, sino porque son un poco "pesados". Yo use unos moldes de panettone "pequeñitos" para que saliesen muffins grandes, pero ya fué excesivo, costaba acabárselo a pesar de lo bueno que estaba.

Muffins de chocolate de Dan Lepard:



Ingredientes:
  • 50 g de maicena
  • 3 cucharadas soperas de cacao puro (amargo)
  • 225 ml de agua
  • 100 g de azúcar blanca (puse 80g porque los iba a rellenar)
  • 100 g de azúcar moreno
  • 75 g de mantequilla
  • 2 huevos
  • 2 cucharadas de extracto de vainilla
  • 125 g de chocolate de repostería
  • 125 g de harina
  • 2 y 1/2 cucharaditas de café de levadura química (Royal)
Preparación:

Se empieza haciendo una crema con la maicena, el cacao, el agua, el azúcar blanco y el moreno. Lo mezclamos bien en un cazo y lo llevamos a fuego suave removiendo hasta que esté a punto de hervir y haya espesado.

Apartamos del fuego y añadimos la mantequilla y el chocolate. Mezclamos bien hasta que quede homogéneo.
 
Luego incorporamos el aceite y la vainilla y seguimos mezclando. A continuación agregamos los huevos de uno en uno a medida que los vayamos incorporando a la mezcla.

Vamos calentando el horno a 175ºc.

Añadimos la harina y la levadura cernidas y seguimos mezclando hasta que se hayan incorporado por completo.

Llenamos los moldes hasta 3/4 de su capacidad y los metemos en el horno caliente a altura media durante unos 20-25 min. aprox. Mejor clavarles un palillo para ver si están listos porque puede variar según el tamaño de los moldes.

Dejamos enfriar los moldes sobre una rejilla y ya los podemos saborear o rellenar y decorar como hice yo.

Espero que os salgan buenos!

lunes, 4 de junio de 2012

Tarta sobredosis de chocolate v.2

Bueenas a todos!!

Este fin de semana he vuelto a tener una torrada, pero en honor a un amigo que se ha ido a vivir fuera de España y ha vuelto de vacaciones. Vio las fotos de la tarta anterior pero se quedó con las ganas de probarla, así que he vuelto a repetir la tarta Sobredosis de Chocolate, pero con una variación.
En vez de poner cobertura de chocolate blanco encima de la de chocolate negro, la he decorado con ganache de chocolate blanco. Veréis que la receta es igual que la de la cobertura pero sin mantequilla.

Como habréis notado me falla un poco el pulso y la técnica con la manga pastelera, pero a base de insistir ya mejorará. Al ser consistente el ganache y tener que hacer fuerza en la manga pastelera tampoco ayudaba al buen pulso jejeje

Ya de paso os comento que he actualizado las fotos del Pan en Barbacoa, ahora se ve como crece sobre las brasas


La manada siempre unida aaauuuuuuuh




Ganache de chocolate blanco: (preparar con antelación)

Ingredientes:
  • 250 ml de nata para montar
  • 250 g de chocolate blanco
Preparación:

Partimos el chocolate blanco a trozos y lo juntamos con la nata en un bol apto para el microondas.
Lo vamos calentando y removiendo a potencia media hasta que se haya mezclado del todo.

Lo cubrimos con film y lo dejamos enfriar en la nevera. Ha de estar bien frío para que se pueda montar, yo lo preparé la noche antes.

Cuando esté bien frío lo colocamos en un recipiente de paredes altas y con ayuda de la batidora y el accesorio de varillas lo montamos hasta que esté consistente.

Ahora ya lo podemos usar con la manga pastelera o como más nos guste.


Espero que os haya gustado

lunes, 21 de mayo de 2012

Tarta sobredosis de chocolate

Buenas a todos!

En la entrada anterior habéis visto el pan que hice para la torrada del fin de semana, pero ¿y el postre?
Buaaahahahaha, no hay dieta que valga, nadie se iba a ir sin comer tarta, así que preparé una tentación lo suficientemente fuerte para que no se resistiera nadie. Y si hablamos de tentaciones, hablamos de chocolate.

Con mis amigos lo que mejor funciona es el chocolate, he probado tartas de queso o de frutas y no tienen el mismo efecto, así que si querían chocolate "se van a enterar" jejejeje

He usado el clásico bizcocho de chocolate como base, la receta la saqué de internet hace tiempo pero no recuerdo de donde, si alguien la reconoce que me lo diga y le menciono.
Por impaciente tuve algún percance, no esperé a que se enfriara bien y se me rompió al abrirlo por la mitad. Menos mal que la cobertura de chocolate lo disimuló bastante.

La crema la hice hace mucho, un día experimentando intentando hacer sirope de chocolate blanco. No resultó como quería pero me quedé con la idea y he aquí el resultado.

La cobertura la he sacado de la tarta Sacher del blog de Pan y Peter, va muy bien y aún hubiese quedado mejor si no se me hubiese roto el bizcocho.

Quedó bastante buena, creo que no era muy empalagosa, me pareció en su punto de dulce. Así que me imagino que me tocará repetirla en mas de una ocasión jejeje

Tarta sobredosis de chocolate:



Ingredientes:

Para el bizcocho:
  • 175 g de chocolate negro de cobertura
  • 150 g de mantequilla
  • 180 g de azúcar
  • 75 g de harina
  • 4 huevos
  • 1 sobre de levadura química
  • 1 cuch. de postre de extracto de vainilla
Para la crema:
  • 350 ml de leche
  • 150 g de chocolate blanco
  • 30 g de azúcar
  • 30 g de maicena
Para la cobertura:
  • 150 g chocolate negro de cobertura
  • 65 g de chocolate blanco
  • 200 ml de nata
  • 50 g de mantequilla
Preparación:

Bizcocho:

Fundimos en el microondas el chocolate con la mantequilla a media potencia.

Por otro lado separamos las claras de la yemas. Reservamos las claras y batimos las yemas junto con el azúcar y el extracto de vainilla hasta que quede cremoso.

Ponemos a calentar el horno a 160°c.

Añadimos el chocolate con la mantequilla fundidos y mezclamos bien.
Luego añadimos a la mezcla la harina y la levadura cernidas y seguimos mezclando.
Por otra parte montamos las claras a punto de nieve y las incorporamos a la mezcla con cariño y movimientos envolventes hasta que esté bien mezclado.

Preparamos el molde encamisándolo (engrasar con mantequilla y enharinarlo) y vertemos la masa (usé un molde de 30 cm Ø)
Horneamos aprox. 20-25 minutos a altura media, clavad un palillo y si sale limpio ya está.

Dejad enfriar el bizcocho antes de manipularlo, es delicado en caliente y se os puede romper como me pasó a mi.


Crema de chocolate blanco:

Mientras horneamos el bizcocho podemos hacer la crema.
Para ello ponemos en un cazo el chocolate blanco, la leche y el azúcar. Calentamos suavemente hasta que el chocolate y el azúcar se hayan disuelto.

Preparamos la maicena en un vaso disolviéndola en un poquito de leche sin que queden grumos.
Seguimos calentando la leche con chocolate y cuando esté a punto de hervir le añadimos la maicena disuelta sin dejar de remover hasta que empiece a hervir.

Retiramos del fuego y lo reservamos cubierto con film bien pegado a la crema para que no haga "telita".


Montaje de la tarta:

Ponemos el bizcocho boca a bajo y lo abrimos por la mitad. Colocamos el disco que hará de base sobre un circulo de cartón dorado del mismo tamaño o sobre una bandeja directamente.

Cubrimos con la crema de chocolate blanco y colocamos el otro disco de bizcocho encima. Lo metemos a la nevera o al congelador para que esté bien frío mientras preparamos la cobertura.

Que no se os rompa el bizcocho como a mí, dejadlo enfriar bien antes de cortarlo
Cobertura de chocolate:

Para la cobertura ponemos los mismos ml de nata que g de chocolate y 1/4 de mantequilla, así:
  • 150 ml de nata + 150 g de chocolate negro + 38 g de mantequilla
  • 50 ml de nata + 65 g de chocolate blanco + 12 g de mantequilla (el chocolate blanco no funciona igual que el negro, por eso pongo más)
Ponemos un cazo al fuego con la nata hasta que empiece a hervir, retiramos y añadimos el chocolate. Removemos hasta que se haya fundido y  mezclado bien. Luego incorporamos la mantequilla y seguimos removiendo hasta que quede homogéneo.


Con la tarta fria, vertemos la cobertura empezando por los lados ayudándonos con una espátula y seguimos por la parte de arriba.
Si la habéis hecho sobre un cartón a medida, es buena idea colocarla en una rejilla con papel de horno debajo para no manchar y que pueda "escurrir" la cobertura. Si lo hacéis directamente en la bandeja os tocará limpiar lo que sobre para que quede presentable (así lo hice yo).

Si queréis poner varias capas de cobertura como en la mía, ha de enfriarse en la nevera entre capa y capa.


Espero que os haya gustado y os pongáis las botas
No hay foto de la porción cortada porque fue visto y no visto

domingo, 20 de mayo de 2012

Pan en barbacoa

Buenas a todos!

Este fin de semana he aprovechado que tenía la casa libre para hacer una torradita (barbacoa) con mis amigos, y si hay torrada ha de haber pan.
Cuando pensaba en hacer el pan me acordé que una vez leí una receta donde lo cocían en la barbacoa, y como mis amigos siempre me dirán que el pan está bueno... me atreví a probar  a ver que salía (alguno vino preparado con barras de pan, mucho no se debía fiar jejejeje)

El resultado fue muy bueno, me esperaba panes que no subieran mucho al cocerse pero para mi sorpresa se pusieron bien gorditos en la parrilla. De sabor y textura quedaron bastante bien, estaban muy buenos así que me da a mi que ya se que pan comeremos en cada torrada.

La receta la saqué del foro del pan, que así mismo viene del libro de Daniel Stevens: Bread cottage handbook. Yo le he dado mi toque con la autolisis previa y los ingredientes que he añadido.


Pan en barbacoa:



Ingredientes:
  • 1 kg de harina de fuerza
  • 600 g de agua
  • 12-13 g de levadura de pan en polvo (25-30 g fresca)
  • 20 g de sal
  • Un chorrito de aceite de oliva
  • Opcional: hierbas, semillas, etc
Preparación:

Paso opcional para que quede mejor, el día antes de hacer el pan (autolisis):

Mezclamos 600 g de harina y toda el agua con una cuchara en un bol, lo cubrimos con film y lo metemos en la nevera. Lo sacamos de la nevera un par de horas antes de hacer el pan para que no esté frío.


Con las manos a la masa:

Juntamos la masa que hemos preparado previamente (si no lo habéis hecho poned aquí toda la harina y el agua) con la levadura y la sal. Mezclamos bien con la cuchara y luego añadimos el resto de la harina y amasamos.
Cuando la masa ya esté bien mezclada, añadimos es chorrito de aceite de oliva y seguimos amasando hasta que se haya incorporado a la masa.

Ahora podéis añadir hierbas, semillas o lo que queráis. Hice 3 partes: a unos les puse hierbas (albahaca, orégano y romero), a otros pipas de girasol crudas y a la parte que quedaba no le puse nada. Amasamos bien hasta que se hayan incorporado homogéneamente a la masa.

Hacemos una bola y lo ponemos en un bol limpio engrasado con aceite (o en varios si habéis hecho partes diferentes), cubrimos con film y dejamos reposar hasta que doble el volumen (1 - 1'5 horas).

Cuando haya doblado el volumen sacamos la masa a la encimera enharinada generosamente (con cuidado de no desgarrar la masa), cortamos porciones con un cuchillo afilado o una espátula de panadero y les damos forma (boleado, ver video en la columna de la derecha) intentando que queden un poco planos.

Los dejamos reposar 15-30 minutos sobre un papel de horno enharinado generosamente y también los enharinamos por encima (para que no se pegue en la parrilla).
Antes de ponerlos en la barbacoa
Los colocamos en la parrilla con cuidado con la temperatura, no demasiado alta para que no se quemen por fuera y queden crudos por dentro. Vamos mirando por debajo hasta que veamos que cogen color (aprox 2 minutos) y los giramos. Los giramos cada poco intentando que no se tuesten demasiado y en 6-10 minutos ya tendréis una tanda de panecillos.
Recién puestos
Ya creciditos, los del fondo son los mismos que en la foto anterior
Unos van y otros vienen
Todos los panecillos que salen con esta cantidad
Espero que os haya gustado, totalmente recomendable esta receta, además de sorprender a la gente cociendo el pan en la barbacoa, está muy bueno y tiene el toquecillo especial del carbón.

La miga, este era de pipas de girasol

miércoles, 9 de mayo de 2012

Tarta de coche con fondant

Buenas a todos!!

Este fin de semana fue el cumpleaños de uno de mis sobrinos y hará un par de semanas me ofrecí a hacerle un pastel con forma de coche, lo cual se ha encargado de recordarme casi cada día hasta su cumple.
Y en buena hora se me ocurrió preguntarle de que color lo quería: "azul"
¿¿¿¿y como hago un pastel de color azul con colorantes naturales????
"¿No te gustaría más blanco como el de los papás??"..... "nooo, azul, como el coche de Javier"

Así que muy a mi pesar acabé usando colorantes sintéticos

"¿y de que lo quieres por dentro?" ... "Blanco y rosa"
Al menos estos colores los tengo dominados XD

Así que me puse otra vez con las manos al fondant, creo que me metí en camisa de once varas, porque no quedó como yo quería; pero poco a poco aprenderé a usarlo. Hice la lámina azul con un fondant demasiado blandito y la dejé demasiado fina, se me rompió en algún punto y estaba demasiado pegajosillo.
Pero como no hay mal que por bien no venga, al quedar tan fino y blandito no se notaba cuando comías la tarta (no soy muy fan de la textura del fondant).

También se nota que iba improvisando sobre la marcha, falta un poco de planificación en la decoración.
Pero al menos la familia se quedó contenta, estaba buena la tarta y les gustó como quedó (menos mal que no han visto muchas tartas con fondant jejeje). Y a mi sobrino cumpleañero le hizo mucha ilusión que era lo importante.

Hice un pequeño desastre con la crema y tuve que repetirla, dejé en la nevera la glasa real y la "bechamel" en vasos iguales, habiéndolo preparado el día antes. Así que cuando fui a preparar la crema de queso cogí la glasa en vez de la bechamel, con el consiguiente desastre (bueno de sabor, pero totalmente inconsistente). Y como no me gusta tirar la comida, la crema desastre se convirtió en un flan-pudin bastante bueno juntándolo con las migas de bizcocho y algunos huevos.

Esta vez prové la crema de queso del blog Biscayene, estaba bastante buena, me tuve que reprimir para no comérmela a cucharadas


Tarta de coche con fondant



Ingredientes:

Para el bizcocho:
  • 1 yogur
  • 1/2 medida de yogur de nata
  • 3 medidas de yogur de azúcar
  • 4 y 1/2 medidas de yogur de harina
  • 1/2 medida de yogur de aceite de girasol
  • 1/2 medida de yogur de mantequilla fundida
  • Un chorrito pequeño de brandi
  • 2 cucharadas de postre de esencia de vainilla
  • 1 sobre de levadura química
Para la crema:
  • 25 g de harina
  • 200 ml de leche
  • 120 g de mantequilla a temperatura ambiente
  • 200 g de queso de untar tipo Philadelphia
  • 100 g de azúcar
  • 1 pizca de sal
  • 1 cucharada de postre de esencia de vainilla
 Para la glasa real (icing)
  • 250 g de azúcar glas de tienda, no casera (o un poco más, dependiendo de tus cucharadas de clara)
  • 4 cucharadas de clara de huevo pasteurizada (está por los refrigerados)
  • 3 cucharadas de agua
  • 12 gotas de zumo de limón
Otros:
  • Fresas y azúcar para el relleno
  • Fondant para la cobertura (usé el que me sobró de esta tarta)
  • Colorantes líquidos alimentarios (mejor si son en pasta)
Preparación:

El bizcocho es igual que cualquiera de yogur pero poniendo esos ingredientes (el brandi junto con la vainilla dan un aroma espectacular) (ejemplo1, ejemplo 2, ejemplo 3). Usé un molde de 20x30 cm.

El fondant como ya lo tenía hecho, podéis ver la receta aquí, o comprarlo ya hecho

La glasa real hay que prepararla de un día para otro.
Juntamos todos los ingredientes fríos en el vaso de la batidora y lo mezclamos durante 10 minutos con las varillas. Para ver si está listo o le falta más azúcar podemos hacer dos hilos con un chorrito fino, si esperando un poco se desparrama es que le falta azúcar glas y si se queda con la forma está bien. Cuando esté lista la cubrimos con film y la dejamos reposar en la nevera hasta el dia siguiente.

Para la crema, primero hacemos una bechamel con la harina y la leche. Tostamos un poco la harina y luego añadimos un poco de leche y mezclamos bien, ponemos el resto de la leche y lo llevamos al fuego hasta que espese y empiece a hervir. Si te quedan pelotones pásalo por la batidora.
Por otra parte batimos con las varillas la mantequilla a temperatura ambiente junto con el azúcar hasta que quede una crema consistente. Añadimos el queso junto con la sal y seguimos batiendo hasta que esté bien mezclado.
Luego añadimos la bechamel (ha de estar a temperatura ambiente o fría) y acabamos de batir cuando todo se haya mezclado bien. Lo dejamos reposar en la nevera media hora por lo menos para que coja un poco mas de consistencia y ya la podemos usar.

Las fresas las limpié, troceé y puse con bastante azúcar una o dos horas antes de usarlas, así sueltan el jarabe de fresa que usé para bañar el bizcocho y las fresas se quedan blanditas y dulces.

Montaje de la tarta:

Llegados hasta aquí toca tallar el bizcocho, para eso usé cuchillos varios, cuchillas de afeitar y ralladores (como si fuese una lima). Corté dos tiras a los lados con las que hice la parte de arriba del coche, una vez las tuve presentadas y vi que no me harían falta mas trozos de bizcocho, corté los huecos donde irán las ruedas reservando los pequeños discos para hacerlas mas adelante.
Tras esto abrimos el bizcocho para poder poner el relleno.


Con la parte de arriba, le pegamos los trozos de bizcocho con glasa real (icing) y volvemos al relleno mientras coge un poco de fuerza la unión.

Pegamos la parte de abajo sobre un cartón dorado (recortado de una bandeja desechable) con un poco de glasa real. Regamos la parte de abajo del bizcocho con el jarabe de fresa y luego colocamos las fresas (mejor poner un poco de crema debajo de las fresas). Sobre las fresas ponemos una capa de la crema de queso y lo dejamos en la nevera mientras tallamos la parte de arriba.


Ahora que las partes de bizcocho están bien unidas podemos tallarlas hasta que quede bien definida la forma del coche. Después colocamos esta parte sobre la base con las fresas y la crema, retocamos si hace falta perfilar un poco mas la forma.


Damos una capa de glasa real o de crema por fuera. Creo que queda mejor con glasa real, pero como la tuve que repetir aún no tenia suficiente cantidad lista así que usé crema de queso por fuera también.
Con las manos aceitadas amasamos la mayoría del fondant con los colorantes elegidos hasta que esté uniforme el color (reservad sin colorantes para la decoración). Con la mesa y el rodillo engrasados con aceite, lo extendemos hasta tener una placa fina lo suficientemente grande y la colocamos cubriendo el coche. Vamos estirando un poco y ajustando hasta que quede bien colocado. Cortamos el sobrante y ajustamos los bordes.


Para las ruedas fundimos chocolate negro y pintamos bien los discos de bizcocho que habíamos cortado, los dejamos enfriar sobre un plato engrasado con mantequilla en la nevera, que queden bien pegadas al plato porque el lado liso es el que se verá. Cuando el chocolate se haya endurecido las despegamos con una espátula y repetimos el proceso para que la capa de chocolate sea mas gruesa.
Cuando hayamos acabado cortamos los bordes con un cuchillo afilado hasta que queden bien redondos y lisos. Las colocamos en sus huecos, si el fondant está pegajosillo como me pasó a mi se pegan solas, sino poned un poco de glasa real.

Para acabar de decorar vamos mezclando trocitos de fondant con diferentes colorantes para decorar a nuestro gusto y los vamos pegando encima. También añadí colorantes a un poco de glasa real para hacer líneas.


Ahí queda eso, seguiré aprendiendo y mejorando la técnica.


domingo, 29 de abril de 2012

Panes: probando la autolisis

Buenas a todos!!

Este fin de semana tuve que hacer pan para una cenita y me decidí a probar de una manera un poco mas rigurosa el proceso de autolisis de la masa del pan ¿y esto que es lo que es?

Básicamente consiste en mezclar la harina con el agua (mucha agua) un tiempo antes de hacer el pan, con eso se consigue que las células de trigo de la harina al absorber tanta agua revienten y así cuando pongamos la levadura ya tiene los azúcares listos para zampárselos.
Además reducimos mucho el amasado, dejamos un engrudo reposando y luego ya es una masa (sigue siendo pegajosilla porque tiene mucha agua, pero la textura ya no es de engrudo).
Y encima se consigue ese fondillo un poco dulce que tienen algunos panes sin llevar azúcar.

Así que siguiendo mi aprendizaje panadero os dejo aquí los panes que hice, dos con harina blanca y otros dos integrales.


Panes: probando la autolisis

Pan blanco
Pan integral

Ingredientes:


Pan blanco:
  • 300 g harina normal (repostería)
  • 300 g harina de fuerza
  • 430 g agua
  • 7 g levadura en polvo (15 g levadura fresca)
  • 13 g de sal
Pan integral:
  • 610 g harina integral
  • 60 g harina de fuerza
  • 440 g agua
  • 7 g levadura de pan en polvo (15 g levadura fresca) 
  • 13 g de sal

Preparación:

La noche antes:

Para el pan blanco juntamos 250 g de harina normal, 250 g de harina de fuerza y el agua. Lo mezclamos con la cuchara hasta tener un engrudo, lo cubrimos con film y lo metemos en la nevera toda la noche.

Para el pan integral, lo mismo pero con 510 g de harina integral y el agua.


A la mañana siguiente:

A cada masa le añadimos su levadura y su sal, mezclamos con la cuchara (de los bordes al centro). Luego las colocamos en la encimera y les añadimos la harina que falte:
  •  50 g de harina normal + 50 g de harina de fuerza para el pan blanco 
  • 100 g de harina integral + 60 g de harina de fuerza para el pan integral
Amasamos bien, al ser masas muy húmedas tendremos que hacer amasado francés, encontrareis como hacerlo en los links de la columna de la derecha.

Una vez amasadas las vamos colocando en boles aceitados, cubrimos con film y las dejamos reposar en algún lugar tibio hasta que doblen el volumen.

Cuando hayan doblado, enharinad la encimera y las manos,  sacad la masa con un utensilio flexible (uso una espátula de silicona) intentando que no se desgarre.
Tened preparado un papel de horno enharinado para colocar los panes.
La masa integral que ya ha doblado el volumen
Hacemos dos partes de la masa y les damos forma de pan dando tensión superficial, a esto se le llama boleado y tenéis un link donde se ve muy bien como hacerlo en la columna de la derecha.
Ponemos los panes en la bandeja muy separados (a mi se me juntaron al cocerlos) y los dejamos reposar en un sitio sin corrientes de aire hasta que doblen el volumen (por ejemplo dentro del horno apagado).
El pan blanco antes de volver a doblar el volumen

Cuando hayan doblado ponemos a calentar el horno a la máxima temperatura con una bandeja dentro (mejor si es de hierro que de aluminio). Con el horno bien caliente, sacamos la bandeja (cuidado de no quemarnos) y colocamos el pan (con el papel de horno). Lo colocamos a altura media dentro del horno y sin ventilador, podemos poner un cazo u otra bandeja en el fondo del horno y añadir un poco de agua a la vez que metemos el pan para que haga vapor al principio y así mejorar la corteza.

Pan blanco antes de ir al horno
Pan integral antes de ir al horno
Horneamos hasta que esté doradito el pan (aprox. 15 minutos) y los dejamos enfriar sobre una rejilla.

Espero que os haya gustado, este pan se parece mas a una ciabatta (chapata), si le añadís un poco de aceite de oliva en el último amasado y le dais forma directamente tendréis ciabattas (solo una fermentación en vez de dos)

Detalle de la miga

viernes, 27 de abril de 2012

Tarta de fresas

Buenas a todos!!

El otro día me pillaron desprevenido, era el cumpleaños de mi ahijada y no lo había previsto. Así que abrí la nevera dispuesto a improvisar y me acordé de la tarta de fresas que puso Teresa en su blog. Hice algo parecido (no quedó tan profesional como el suyo), pero lo hice sin seguir ninguna receta, me puse a improvisar y de perdidos al rio.

Y resulta que quedó muy buena, todos los comensales quedaron encantados.

Como andaba con prisas algunas cantidades no las medí porque lo hice a ojo. Y me falta mucha práctica con la manga pastelera.

Tarta de fresas:



Ingredientes:

Para el bizcocho:
  • 1 yogur
  • 2 medidas de yogur de azúcar
  • 1 medida de yogur harina normal
  • 1 medida de yogur harina de espelta
  • 1 medida de yogur de maicena
  • 3 huevos
  • 1/3 de medida de yogur de mantequilla
  • 1/3 de medida de yogur de aceite de girasol
  • 1/2 sobre de levadura química en polvo
  • 1 cucharada de postre de esencia de vainilla
Para la crema:
  • 1/2 litro de leche
  • 1 huevo
  • 2 cucharadas de postre de esencia de vainilla
  • Azúcar al gusto (no lo medí)
  • Maicena (tampoco lo medí)
  • Un poco de curcuma
Para la cobertura:
  • 250 g de Fresas
  • Gelatina (yo usé neutra porque no tenía de fresa)
  • Miel
  • 200 ml de nata para montar fría (muy justo, mejor un poco más)
  • Azúcar al gusto
  • Extracto de remolacha

Preparación:

Bizcocho:

Es una versión del bizcocho de yogur "1,2,3", suelo usarlo mucho con variaciones como ya habréis visto

Ponemos a calentar el horno a 150º

Primero separamos las claras de las yemas
En un bol mezclamos las yemas con el yogur, mantequilla derretida, aceite, esencia de vainilla y azúcar. A continuación añadimos las harinas, maicena y la levadura cernidas (las pasamos por un colador fino).

Por otra parte llevamos las claras a punto de nieve con la batidora de varillas. Si los huevos estuviesen fríos puedes hacerlo en un cazo alto puesto sobre el fuego al mínimo y verás que bien se montan.

A continuación añades poco a poco las claras montadas al resto de la mezcla, removiendo suavemente con una cuchara o espátula con movimientos envolventes para evitar que se bajen las claras.

Vertemos esta masa en un molde (usé uno de 30 cm Ø) previamente engrasado con mantequilla y enharinado. Lo metemos al horno a altura media-baja hasta que clavándole un palillo en el centro salga limpio (aprox. 40 min).

Una vez se haya enfriado lo desmoldamos y lo abrimos por la mitad cortándolo para tener dos discos de bizcocho.


Crema:

No he seguido ninguna receta, es improvisada y quedó buena. Mientras se hace el bizcocho en el horno podéis ir preparando la crema.

Ponemos la leche en un cazo y le añadimos azúcar hasta que esté a nuestro gusto, luego le añadimos el huevo, la esencia de vainilla y la curcuma (para que quede un poco mas amarilla); lo batimos y lo ponemos a fuego suave mientras vamos removiendo.
Cuando parezca que va a empezar a hervir (antes de que hierva), lo apartamos del fuego y le añadimos la maicena disuelta previamente en un poquito de leche (sin grumos), mientras vamos removiendo. Si veis que no está suficientemente espesa volved a añadir maicena. Mejor hacerlo varias veces a que quede demasiado espesa.

Le ponemos un poco de film pegado a la superficie para que no haga la típica "telita" y lo reservamos.


Montaje de la tarta:

Extendemos la mayoría de la crema sobre el disco de abajo de bizcocho, cubrimos con el otro disco. Con la crema que nos quede le damos una capita fina por fuera cubriéndolo todoy lo metemos en la nevera mientras preparamos las fresas.

Preparamos un poco de gelatina, mejor si es de fresa, pero como no tenía usé gelatina neutra y miel. Seguid las instrucciones de la gelatina que tengáis y añadidle azúcar o miel al gusto (mejor si es con un poco menos de agua de la que pone en el paquete).
Limpiamos las fresas, les quitamos el rabito y las cortamos a trozos. Con la gelatina tibia, damos un bañito en la gelatina a las fresas y las colocamos por encima del pastel. Regamos por encima con un poco de la gelatina y lo llevamos a la nevera.

Cuando el pastel esté frío y la gelatina se haya cuajado podemos decorarlo con nata.
Montamos la nata con azúcar al gusto (no os paséis montándola o se hará mantequilla). Una vez montada hacemos dos partes y a una le añadimos extracto de remolacha hasta que tenga el color deseado, lo batimos un poco suavemente (para no montarla más).

Y ya podemos decorar la tarta con la manga pastelera a nuestro gusto con dos colores.

Mejor montad mas nata de la que puse en la receta, me vi muy limitado cuando decoraba por lo justo que iba de nata.

Espero que os haya gustado!

martes, 24 de abril de 2012

Pizza con base de espelta


Buenas a todos!

Esta vez he hecho una pizza con base de harina de espelta, aprovechando que aún me quedaba un poco después de hacer el último pan.

Ha quedado muy buena, a ver si otro día me animo a hacerla con masa madre, el problema de la masa madre es que no puede ser improvisado, la he de preparar con antelación.

La pizza era para compartir y como veréis a uno de los dos no le gustaba la coliflor :p
Espero que os guste y os animéis a hacer las pizzas caseras, si os ponéis os aconsejo la bandeja de pizzas, queda la base bien crujiente.

Pizza con base de espelta:


Ingredientes:

   Para la masa:
  • 125 g de harina de espelta
  • 85 g de agua
  • 3'5 g de levadura en polvo de panadero (8g de levadura fresca)
  • 3 g de sal
  • 10 g de aceite de oliva
   Para cubrir:
   *Básicamente lo que os apetezca o tengáis por la nevera, pero pondré los que puse este día
  • Mozzarella fresca
  • Tomate frito
  • Maíz dulce congelado
  • 1 cebolla pequeña
  • Pavo a la plancha
  • Coliflor
  • Pimiento rojo
  • Orégano
  • Albahaca
  • Aceite de oliva

Preparación:

Ponemos la harina en un bol, junto con la sal, la levadura y el agua tibia. Cuando esté bien amasado añadimos el aceite y seguimos hasta que esté bien mezclado.
Hacemos una bola y lo dejamos reposar dentro del bol, cubierto de film, en un sitio que no esté frío durante media hora.

Lo extendemos sobre la bandeja para pizzas con las manos enharinadas (si no tienes supongo que debe quedar bien sobre papel de horno) y lo dejamos reposar media hora más.
La base antes de ir al horno
Mientras tanto calentamos el horno a 220º.
Lo horneamos aproximadamente 3 minutos, lo justo para que esté cocida y se hinche un poco pero que aún esté blanca
La base ya precocida

Le ponemos el tomate y el resto de ingredientes (la cebolla la hago al microondas primero y el maíz lo pongo ya descongelado). Lo volvemos a meter al horno aprox. 10 minutos, hasta que veamos que están dorados los bordes y la pizza bien hecha.
Con los ingredientes antes de meter al horno

Y a disfrutar!

jueves, 19 de abril de 2012

Magdalenas que quisieron ser rojas

Buenas a todos!!

Esta vez me propuse probar a ver que tal funcionaba el extracto de remolacha para dar color a un bizcocho, pero por el camino acabó convirtiendose en magdalenas.

Al colorear la masa funcionó bien el extracto, pero después de la cocción ya no se veía el color, quedaron marrones con algún "reflejo" rosa. Así que queda descartado el extracto de remolacha para colorear bizcochos.

Las magdalenas quedaron muy buenas y aguantaron bien 3 días (no se si habrían aguantado mas porque se acabaron), pero creo que hubiesen tenido mejor forma  a mas baja temperatura. Lo de ponerles levadura de pan fue un experimento a ver si funcionaba parecido a ponerles masa madre.
La leche con vinagre es para hacer buttermilk, como en la receta del bizcocho de la tarta de terciopelo rojo; pero versionado como en la receta de bizcocho de yogur.

Magdalenas experimentales que quisieron ser rojas:


Ingredientes:
  • 1 vasito de vino de leche
  • 2 vasitos de vino de azúcar
  • 2 vasitos de vino de harina de repostería
  • 1 vasitos de vino de maicena
  • 3 huevos
  • 1/3 de vasito de vino de mantequilla
  • 1/3 de vasito de vino de aceite de girasol
  • 1/2 sobre de levadura química
  • 1 cucharada de postre de esencia de vainilla
  • 1 cucharada de postre de cacao amargo (puro)
  • 1/2 cucharadita de café de vinagre
  • Extracto de remolacha
  • 3'5 g de levadura de pan en polvo
Preparación:

Mezclamos la leche con el vinagre, añadimos la levadura de pan, los huevos, la esencia de vainilla y el azúcar. A continuación añadimos el aceite y la mantequilla derretida. Después la harina, la maicena, la levadura química y el cacao cernidos (los pasamos por un colador fino). Añadí el extracto de remolacha hasta conseguir el color que quería, pero como en el horno no funcionó se puede omitir.

Se deja reposar media hora y luego calentamos el horno a 180º (creo que hubiesen quedado mejor a 160º-150º)

Vertemos esta masa en los moldes de magdalenas llenándolas 3/4 partes y las horneamos a altura media hasta que clavándole un palillo a alguna en el centro salga limpio (aprox. 20 min).


domingo, 15 de abril de 2012

Pan de espelta

Buenas a todos!!

Lo prometido es deuda, este finde me he puesto las pilas y aquí os traigo una barra de pan de espelta. La he hecho bastante gordita para probar que tal quedaba este greñado (los cortes por donde se abre el pan).
Este pan va dedicado a Sabine y Julio (cuñada y hermano), que me dieron la harina de espelta que he usado.

La espelta es un tipo de trigo bastante antiguo, se ha puesto de moda porque tiene mas sabor que el trigo normal, se digiere mejor y tiene mas nutrientes. Pero se ve poco y es mas cara porque su cultivo tiene menor rendimiento.

La fermentación retardada que he hecho era un intento de autolisis, es un proceso que en resumidas cuentas lo que se busca es que quede el pan con un fondillo dulce sin añadirle azúcar y facilitar el amasado. Pero no lo he hecho del todo como debiera y no se ha notado demasiado el fondillo dulce.

Pan de espelta:


Ingredientes:
  • 620 g de harina de espelta
  • 3'5 g de levadura de pan en polvo (6-7 g de levadura fresca)
  • 170 g de masa madre mitad harina de fuerza mitad h. integral
  • 12 g de sal
  • 335 g de agua (depende de la que absorba tu harina)
Preparación:

Los tiempos son para tenerlo para la hora de comer.

Por la noche se prepara una masa con 450 g de harina de espelta, la levadura y 275 g de agua. Se amasa un poco, se deja reposar en un bol cubierto con film entre media hora - 1 hora y lo metemos en la nevera.
También preparamos suficiente cantidad de masa madre para tenerla lista al dia siguiente.

Por la mañana sacamos la masa de la nevera y la juntamos con la masa madre, la harina de espelta que queda y el agua con la sal disuelta. Amasamos bien y dejamos reposar media hora.
Con las manos y la encimera enharinadas, le damos forma dando tensión a la superficie (boleado, ver video en la barra de la derecha).
Ponemos a fermentar el pan sobre un papel de horno enharinado hasta que haya doblado el volumen en un sitio sin corrientes de aire para que no se reseque (por ejemplo dentro del horno apagado).

Cuando haya doblado el volumen, calentamos el horno al máximo de temperatura con una bandeja dentro. Hacemos unos cortes en el pan (greñado) con una cuchilla de afeitar o un cuchillo bien afilado.
Ya ha doblado el volumen, antes de hacer el greñado
Antes de ir al horno
Cuando el horno esté bien caliente metemos el pan con el papel en el horno sobre la bandeja bien caliente. Podemos poner debajo del horno un cazo con un poco de agua para que genere vapor al principio de la cocción, ayuda a mejorar la corteza.

Cuando esté bien doradito (en mi horno 20 minutos) ya estará listo, lo sacamos y lo ponemos a enfriar sobre una rejilla.


Espero que os haya gustado, para cualquier duda no tenéis más que comentar.